968 856 950
info@hevea.es

¿Mesas de cristal para exterior o de HPL?

Comparte con tus amigos

¿Estás buscando una mesa pero no sabes por qué opción decantarte? Probablemente te estés plateando muchas cuestiones como por ejemplo: si es adecuada para un ambiente con niños, su resistencia, durabilidad, limpieza, mantenimiento, etc. 

Por una parte, las mesas de cristal son preciosas pero como todo tienen un lado bueno y un lado malo. En el post, de hoy te enseñaremos todo lo que necesitas saber tanto si se trata de una mesa de HPL como de una de cristal y descubriremos qué opción se ajusta más a tus necesidades. ¡Vamos allá!

Mesas de cristal para exterior ¿Son una opción rentable?

Las mesas de cristal para exterior son preciosas . Un punto fuerte de estas es que son ideales para generar una sensación de amplitud y estéticamente combinan con cualquier ambiente exterior. No obstante, presentan algunos inconvenientes que veremos a continuación.

En primer lugar, es preciso tener en cuenta la zona en la que deseamos situar la mesa de exterior puesto que son una opción poco recomendable en el caso de que hayan niños debido a su fragilidad. Aunque la mayoría ya se comercializan como templados, no reduce el riesgo de cortes o atragantamientos en caso de ruptura, lo que puede suponer un quebradero de cabeza para aquellas familias con hijos.

Otro factor clave es el precio, sus precios elevados hacen que tras un accidente muchas personas prefieran comprar otra mesa  puesto que muchos cristales deben de realizarse a medida lo que puede ser un auténtico problema para encontrar un proveedor local que pueda conseguir el resultado buscado.

Además, como ya sabrás el cristal es un material muy sensible a los cambios de temperatura lo cual puede ser un tanto arriesgado para zonas con muchos cambios de temperaturas para su uso en exterior. 

Las dilataciones y contracciones debido al calor o el frío pueden provocar que la propia presión del marco de la mesa causan la fractura total de nuestro tablero de cristal.

Mesas de cristal para exterior

Ventajas de las mesas de tablero laminado HPL

En los últimos años, las mesas de laminado de alta presión o HPL han evolucionado mucho. No sólo por temas de calidad sino también en diseño. También conocidos como tableros estratificados son una opción ideal para cualquier jardín o terraza. ¡Te contamos por qué!

A lo largo de los años el HPL ha sido un material que se ha ido ganando la confianza de muchos fabricantes de mobiliario y profesionales de la hostelería. Gracias a sus prestaciones y resistencia son una opción ideal para aquellas mesas que sufren a lo largo del día un constante trasiego de personas, soportando manchas, desgaste y productos de limpieza.

mesas de comedor de HPL

Un punto fuerte de las mesas de comedor de HPL es su gran resistencia. Gracias a las propiedades de éste puede resistir impactos, arañazos y altas temperaturas. Además, gracias a su impermeabilidad impide que cualquier líquido se pueda filtrar y dañar o incluso acumular bacterias y otros microorganismos en su interior. ¡ Eso no es todo!

Sabemos muy bien lo odiado que es el polvo y sobre todo en tableros oscuros que es donde más se suele notar. Pues… déjanos decirte que con el HPL esto ya no será un problema. Gracias a sus propiedades antiestáticas bastará con pasar una vez un paño de microfibra para acabar con todo el polvo y suciedad.

El HPL en los últimos años se ha convertido en uno de los materiales más deseados tanto para proyectos de interior como exterior y no sólo por su resistencia, fácil limpieza y relación calidad/precio. También por su versatilidad, pues se pueden simular con él varios materiales como lo pueden ser: la piedra, madera, mármol, etc.

Mesas de laminado de alta presión en Hevea

Si estás en busca de una mesa de HPL en Hevea contamos con una gran variedad de diseños, colores y texturas. Fabricamos para tu proyecto. Descarga aquí  nuestro catálogo de aluminio. ¿Te gustaría conocernos?

 Puedes contactarnos a través de info@hevea.es ¿Tienes más dudas? Resuélvelas en el teléfono 968 85 69 50. 

 

Deja un comentario

Ir arriba